Alargar la vida de nuestros electrodomésticos, tales como las secadoras, está en nuestras manos. Si es cierto que no podemos hacer que nunca se estropee, podemos contribuir a que nos dure lo máximo posible.

   

En el caso de las secadoras de ropa, para ello solamente tenemos que seguir una serie de consejos que nos ayudarán con su mantenimiento y evitará que tengamos que volver a comprar una secadora nueva.

No importa si tu secadora es Balay, Teka o Beko, lo importante es el uso adecuado y su cuidado.

  

Si quieres conocer todo lo necesario para el mantenimiento de tu secadora, sigue leyendo y encontrarás los mejores consejos y trucos para ello.


  

Claves a tener en cuenta para el mantenimiento de una secadora

  

Aunque es importante encontrar secadoras baratas y que se adecúen a nuestras necesidades, también es muy importante cuidar su mantenimiento una vez que la hayamos comprado.

  

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para contribuir al mantenimiento de nuestra secadora es realizar un uso correcto de la misma.

  

A continuación enumeramos algunos consejos que deberás tener en mente al utilizar tu secadora y que serán clave para contribuir a su limpieza.

  

Fíjate en el tipo tejido

  

Lo primero que debemos hacer cuando utilizamos nuestra secadora es comprobar que la ropa que estamos introduciendo es adecuada y apta para ser secada en ella.

   

Para ello, las prendas disponen de un símbolo en la etiqueta que indica si pueden o no ser secadas en este tipo de electrodoméstico.

  

Secadora de ropa etiqueta

   

Si el símbolo está tachado, no debemos introducir la prenda ya que dañará el tejido y la propia secadora. Hay que tener especial cuidado con algunos tipos de tejidos que son delicados.

  

Ten en cuenta la capacidad de la secadora

   

Las secadoras poseen una capacidad que indica la cantidad de kilogramos de ropa que pueden introducirse en su interior.

    

Es importante no sobrepasar esta cifra ya que esto puede suponer un problema para el motor y ser perjudicial para la secadora.

   

De hecho, es recomendable introducir una cantidad de ropa inferior a la que se indica en la capacidad del electrodoméstico.

    

Esto se debe a que cuando metemos la ropa de la lavadora directamente a la secadora, las prendas están mojadas por lo que su peso es mayor.

    

Además, cuanto más ropa metamos en ella, más probable será que las prendas salgan arrugadas. Por lo tanto es mejor tanto para la secadora como para la ropa que no metamos demasiada cantidad.

    

En el caso de necesitar secar grandes cantidades de ropa, te recomendamos que a la hora de adquirir una secadora, compres una secadora de carga superior o una lavadora secadora.

   

Ajusta la secadora al programarla

   

Es importante que utilices el programa adecuado según el tipo de tejido que vayas a secar y que ajustes el ciclo y la temperatura de manera que contribuyas al cuidado de tu ropa.

   

De esta forma, cada secado se realizará en el tiempo necesario y a la temperatura adecuada por lo que se realizará un consumo menor de energía provocando que sea más eficiente. 

   

Además, cuanto mejor sea la clase energética del electrodoméstico, mayor será el ahorro de energía, lo que repercutirá en el funcionamiento. Esto sucede en las secadoras de clase A.

   

Utilizar el centrifugado en la lavadora

   

Si durante el lavado de la ropa ponemos en marcha la función de centrifugar en la lavadora, la ropa no estará tan mojada al salir.

   

Con ello, conseguiremos que al secarla podamos utilizar un ciclo más corto en la secadora y, por lo tanto, ahorrar energía y tiempo.

   

Qué productos puedo utilizar para limpiarla

   

Cuando vamos a limpiar nuestra secadora podemos ayudarnos de ciertos productos que harán que esta tarea sea más fácil y efectiva. 

   

A continuación, mostraremos algunos ejemplos de productos que pueden ser muy útiles. Además, estos productos que explicaremos sirven para otros electrodomésticos como lavadoras o lavavajillas.

    

Producto de limpieza

       

Se trata de un limpiador en polvo que elimina residuos y restos de detergentes y suavizante.

    

También impide que aparezcan malos olores. Es muy sencillo de utilizar, ya que lo único que hay que hacer es aplicarlo en el tambor.

      

Este producto también está disponible en packs que incluyen varias unidades.

      

producto limpieza secadora de ropa

   

Descalcificador

     

Este producto en polvo elimina de forma sencilla los restos de cal. Es aconsejable eliminar la cal que se crea ya que esto afecta al funcionamiento y al consumo de energía.

    

Al igual que en el caso anterior, es posible comprar este producto en packs que incluyen varias unidades.

   

descalificador secadora de ropa

   

Set de mantenimiento

    

Con este set serás capaz de eliminar los malos olores, los restos de polvo y de pelusas que se acumulan en la secadora.

Sirve para todas las secadoras con programa de secado integrado.

   

set de mantenimiento secadora de ropa

    

Diferencias en la limpieza según el tipo de secadora

   

Las secadoras pueden ser, según su funcionamiento, de tres tipos.

     

Por un lado encontramos las secadoras de evacuación, que son las que cuentan con un funcionamiento más sencillo. Por otro lado contamos con las secadoras de condensación y las de bomba de calor.

     

A la hora de realizar el mantenimiento de nuestra secadora, la limpieza se realizará de forma casi idéntica sea cual sea el tipo al que pertenece.

     

Sin embargo, encontramos pequeños matices que tenemos que tener en cuenta al realizar esta tarea.

     

Secadora de evacuación

    

Tendrá incorporado un tubo para expulsar el aire al exterior. Este tubo no lo tendrán las otras clases de secadoras.

     

Cuando limpies las distintas partes de tu secadora de evacuación, tendrás que tener en cuenta dicho tubo y eliminar el polvo y otros residuos que puedan provocar una obstrucción. De esta forma el aire con la humedad podrá salir.

    

Secadora condensación

    

Tendrás que limpiar el condensador. Para ello debes seguir los pasos que explicaremos en este artículo. Esto no será necesario en el caso de que tu secadora sea de evacuación.

    

Secadora bomba de calor

    

En este caso el condensador puede realizar esta función de forma automática ya que son condensadores autolimpiantes. Por lo que no tendrías que realizar este paso.

     

Los mejores trucos de mantenimiento de secadoras

    

A continuación te explicamos los pasos a seguir para realizar la limpieza de tu secadora y cuidar así su mantenimiento.

   

Limpia el filtro

    

El filtro suele retener pelusas de los distintos tejidos que introducimos en la secadora. Por ello es importante que lo limpiemos después de cada uso.

   

Con esto conseguiremos reducir los tiempos de secado y el consumo de energía. A su vez, lograremos alargar la vida de nuestra secadora.

    

Para limpiar el filtro debemos, en primer lugar, abrir la puerta y localizar el filtro en la parte inferior. Una vez localizado y extraído, debemos limpiarlo de manera que no queden pelusas.

    

Para ello podemos utilizar un aspirador. Por último, volvemos a colocar el filtro en el lugar correspondiente una vez que esté limpio.

    

Vacía el depósito del agua

    

Este paso no hay que realizarlo en el caso de que tu secadora sea de evacuación ya que este tipo de secadoras no cuentan con un depósito de agua sino que el aire con la humedad sale al exterior a través un tubo.

    

Si tu secadora sí posee un depósito que se llena de agua, debes vaciarlo. Para ello, sácalo y vierte el agua que hay en su interior en el fregadero u otro lugar similar e introdúcelo de nuevo cuando esté vacío.

    

Esto se debe realizar después de cada uso de la secadora. Otra opción que existe es conectar el depósito al desagüe para que no sea necesaria realizar esta tarea.

    

Limpia el sensor de humedad

    

El sensor de humedad mide la humedad retenida en la ropa durante el secado. Esta pieza de nuestra secadora necesita ser limpiada con frecuencia ya que acumula cal que daña su funcionamiento.

   

Para limpiarlo, lo primero que hay que hacer es abrir la puerta y localizarlo en la parte inferior de la misma. A continuación, debes limpiarlo con una esponja o trapo húmedo y secarlo con otro trapo.

    

Limpia la rejilla de ventilación

   

Utiliza un aspirador para limpiar la rejilla de ventilación por la que entra y sale el aire de forma que no quede polvo acumulado y no se atasque.

    

Limpia el condensador

    

Si tu secadora es de condensación, otro paso para el mantenimiento de tu electrodoméstico es limpiar el condensador.

   

Esta pieza es clave a la hora del secado de la ropa, por lo que es importante mantenerlo limpio. Es conveniente apróximadamente tres veces al año.

   

Para ello, deja enfriar la secadora y a continuación, abra la tapa. Gira las palancas de bloqueo y extrae el condensador. Entonces, limpia y seca el condensador y vuelve a introducirlo en la secadora.

   

Limpia el tambor

   

El tambor es una parte esencial en el funcionamiento de la secadora porque es donde introducimos nuestra ropa.

   

tambor secadora de ropa

   

Al estar en contacto durante todo el proceso con los diferentes tejidos de las prendas, en normal que se ensucie y acumule pelusas.

     

Para limpiar el tambor lo único que tienes que hacer es pasar un paño húmedo una vez que ha terminado el secado de la ropa.