En este post te contaremos los beneficios de adquirir una secadora con una clasificación energética eficiente y cómo puede influir positivamente en tu ahorro para ayudarte a comprar la secadora de clase A++ que más se adecue a tus necesidades.

   

Tipos de secadora

   

Antes de nada, debes saber que todas las secadoras no son iguales, que se diferencian por el tipo de funcionamiento y que esto influye directamente en el consumo energético.

   

secadora balay stopcrazy

   

Secadoras de evacuación

   

Las secadoras de evacuación fueron las primeras en aparecer en el mercado. Funcionan cogiendo aire del exterior, calentándolo mediante resistencias eléctricas. El aire caliente se introduce en el bombo donde recoge la humedad de la ropa y después se expulsa por un tubo al exterior.

   

La bueno de estas secadoras suele ser su precio, son secadoras baratas comparadas con los otros dos tipos. Además, al contar con un sistema más sencillo, existe un menor riesgo de averías.

   

Como inconveniente principal encontramos la necesidad de sacar un tubo al exterior, es decir, se necesita una instalación más complicada. Por otro lado, cuenta con un mayor consumo, de hecho, es el sistema menos eficiente.

   

Secadoras de condensación

   

Este tipo de secadora tiene un mecanismo que conduce el aire húmedo hasta un condensador, el cual enfría este aire bruscamente y se convierte en agua líquida que se recoge en un depósito.

   

Se recomienda que el depósito se vacíe cada vez que se use la secadora. La diferencia principal con las secadoras de evacuación es que es un circuito cerrado.

    

Su ventaja principal es que, al no renovar el aire con cada ciclo, estas secadoras son más eficientes que las de evacuación, ya que es necesaria menos energía para volver a calentar el aire.

   

Consume de media la mitad de energía que el modelo anterior.  Además, al no tener tubo exterior, no existen limitaciones a la hora de instalar. Como inconveniente nos encontramos con la necesidad de vaciar la bandeja donde se condensa la humedad. 

   

Aún así, algunos modelos cuentan con la posibilidad de sacar el agua  mediante desagüe, que se puede conectar con la salida de agua de la lavadora, aunque esto necesitaría de una instalación previa, eliminando una de sus principales ventajas.

   

Secadoras de condensación con bomba de calor

   

Las secadoras con bomba de calor son las más sofisticadas y eficientes porque, al contrario que las secadoras de condensación tradicionales, “reutilizan” el calor, empleando la energía justa para secar la ropa.

   

Las secadoras con bomba de calor secan a temperaturas inferiores, cuidando los tejidos más delicados, algunas incluyen una cesta para ropa delicada en el que puedes meter tus prendas de lana.

  

cesta ropa stopcrazy

    

La principal ventaja es que estas secadoras son el modelo más eficiente de todos, de hecho, pueden llegar a ser hasta tres o cuatro veces más eficientes.

   

Además obtienen mejores resultados, tienen mayor variedad de programa y hacen menos ruido. Algunas secadoras de este tipo están equipadas con un condensador autolimpiable y así evitas esa tarea tan necesaria pero que a nadie le gusta tener que hacer.

   

El único inconveniente del uso de estas secadoras es que su precio es más elevado, aunque esto podría verse compensado con los resultados que obtienen y con el ahorro energético.

  

Una de nuestras apuestas en este modelo es la Secadora de Bomba de calor Balay, en gran parte por sus óptimas medidas y capacidad, así como su gran precio.

   

A parte de por su funcionamiento, también se diferencian por la capacidad de su tambor y por su tamaño, puede haber secadoras grandes, medianas y pequeñas. Los precios de las secadoras dependeran de su funcionamiento, el tamaño y el consumo.

  

También existen lavadoras-secadoras para aquellas personas que dispongan de poco espacio en casa para tener tantos electrodomésticos. Teka tiene una gama de lavadoras-secadoras muy variada.

  

En qué consiste la Clase A++

  

La eficiencia energética es una práctica que tiene como objetivo reducir el consumo de energía.

  

En concreto, los electrodomésticos de clase A puede llegar a consumir un 55 % menos que el mismo en una clase media, la elección de dispositivos con esta información puede suponer un ahorro económico considerable.

  

Los fabricantes europeos están obligados a marcar sus electrodomésticos con su correspondiente clase energética, es una información muy útil que  puede ayudarte a elegir un electrodoméstico que gaste menos, lo que nos ayudará tanto a ahorrar como a no deteriorar el medio ambiente.

  

La clase A, se subdivide a su vez en otras tres (A+, A++, A+++), cada una de ellas consume menos que la anterior.

  

Con esta información, es más fácil elegir a la hora de comprar un electrodoméstico. Si optamos por una secadora de clase A en vez de una de clase D podremos ahorrar mucha más energía, aunque el desembolso inicial sea mayor.

  

Beneficios de comprar secadoras de clase A++

   

Ahorro a largo plazo

   

Según según la Xª edición del Índice de eficiencia energética en el hogar, elaborado por la Fundación Gas Natural Fenosa en 2016, los españoles podrían ahorrar hasta 2.960 millones de euros al año si mejoraran la eficiencia energética de sus electrodomésticos.

     

Puede ser que queramos comprar una secadora que nos ha encantado y al ver su precio ya no nos guste tanto. Probablemente ese precio tenga que ver con su eficiencia energética y se trate de una secadora con eficiencia energética A++.

  

Es en ese momento cuando tenemos que pensar que ese mayor desembolso inicial, será compensado a largo plazo con el ahorro que nos supondrá el comprar una secadora con una gran eficiencia energética.

  

Mayor ciclo de vida

  

Gracias a la eficiencia y menor consumo, el ciclo de vida de estos aparatos es mucho mayor. Aun así para mejorarlo, es necesario cumplir unos cuidados específicos para tu secadora que ya explicaremos más adelante.

   

Mismo o mejor resultado

  

Las secadoras de clase A++ pueden secar la ropa con los mismos resultados que con una que conlleve un mayor gasto de energía.

   

En algunos casos, si la secadora es de bomba de calor, puede incluso mejorar esos resultados ya que algunas cuentan con más programas especiales pudiendo incluso tratar algunas prendas con tejidos delicados.

   

Son ecológicas

   

El impacto medioambiental producido por este tipo de secadoras es mucho menor que aquellas deficiente en cuanto al consumo de energía.

   

En este sentido, si nuestros electrodomésticos son de clase A (A+, A++, A+++) y les sacamos el máximo partido al potencial de ahorro de los hogares españoles, reduciríamos las emisiones de CO2 a la atmósfera.

   

Diferencias entre secadoras de clase A+ y clase A++

  

La clasificación energética de las secadoras y del resto de los electrodomésticos se rigen por el Índice de Eficiencia Energética (IEE), que es el que indica la relación entre la capacidad de enfriamiento total y la potencia efectiva de entrada en vatios.

  

La diferencia entre secadoras de clase A+ y A++ es bastante significativa, llegando hasta un 20%, lo que conlleva a un buen ahorro energético durante el ciclo de vida de la secadora

  

Siempre hay que tener en cuenta que este ahorro energético no solo ayuda a tu bolsillo sino que también ayuda a reducir la contaminación y el gasto energético para cuidar el planeta.

  

Para ahorrar en el consumo de energía recomendamos que se use la secadora con el tambor suficientemente lleno pues el gasto siempre será el mismo pero si lo llenas no tienes que hacer dos secados diferentes.

  

Consejos de cuidado y mantenimiento

   

A continuación te dejamos unos consejos que harán que tu secadora funcione de la forma más eficiente y que alargue su ciclo de vida.

   

Limpieza del filtro para pelusas

  

Es recomendable limpiarlo siempre después del uso del aparato y comprobar que todo esté bien antes de usarla. Si lo limpias frecuentemente, se reducirá el tiempo de secado y, consecuentemente el gasto de energía. Por otro lado, también puede alargar la vida de tu secadora.

    

tambor secadora teka   

      

Vaciar el depósito de agua

  

Este proceso debe realizarse siempre tras su uso ya que en caso de que no se haga, el secado no será adecuado. Vaciar el depósito es tan fácil como sacarlo y dejar caer el agua residual por el fregadero.

   

Limpieza del sensor de humedad

  

El sensor de humedad sirve para detectar el contenido de humedad que queda en la ropa durante el secado.

    

Debe limpiarse continuamente, a poder ser, después de cada secado. Es necesaria la limpieza de esta pieza para eliminar la acumulación de cal en la superficie del sensor que puede provocar un mal funcionamiento.

  

Limpieza de la salida y entrada del aire

  

Es suficiente con realizar esta operación unas tres o cuatro veces al año.  Se puede realizar con la ayuda de una aspiradora, limpiando las rejillas de ventilación delantera y trasera y evitando que se acumule suciedad.

  

Este simple proceso puede ayudar bastante en el mantenimiento de la secadora.

  

Limpieza del condensador

  

El condensador es una de las piezas más importantes de este tipo de secadoras, ya que es esencial para un secado eficaz. Es suficiente con limpiarlo tres o cuatro veces al año o si parpadea la luz de limpieza del condensador.