¿Estás buscando una secadora de evacuación? Conoce sus ventajas! 

 

A la hora de elegir electrodomésticos para nuestro hogar, es importante conocer cuál es el modelo que mejor se adapta a nuestras necesidades.

 

Cuando vamos a comprar una secadora, no solo buscamos el mejor precio sino que también tenemos en cuenta otros aspectos claves. Un ejemplo de ello es que sea una secadora de carga superior que nos permita tener una mayor capacidad para secar nuestra ropa. 

 

Además, consideramos conveniente conocer los tipos de secadoras de evacuación que podemos encontrar en el mercado y saber cuáles son sus características y sus ventajas. Esto es relevante ya que dependiendo del sistema que tenga la secadora, necesitará un tipo de mantenimiento u otro o especificaciones a la hora de su ubicación en casa.

 

 

Que es una secadora de evacuación

 

Lo primero que es importante saber es que existen diferentes tipos de secadoras en función de su sistema. Uno de ellos es el de evacuación.

 

Las secadoras de evacuación son las primeras que salieron al mercado, por lo que es el sistema que se conoce desde hace más tiempo.

 

Su funcionamiento se basa, principalmente, en el aire.

 

Este tipo de secadoras toma aire del exterior que se calienta una vez dentro del tambor. Este aire se calienta a través de unas resistencias eléctricas, y una vez que entra en contacto con la ropa, absorbe la humedad de las prendas.

 

A continuación, el aire con la humedad sale por un tubo que lo conduce directamente al exterior de la casa.

 

Por lo tanto, observamos que su sistema de funcionamiento es bastante sencillo.

 

Ventajas de las secadoras de evacuación

 

Todos los tipos de secadoras cuentan con una serie de ventajas y desventajas que las diferencian del resto. A continuación, mostraremos cuáles son los principales puntos fuertes de las secadoras de evacuación.

 

En primer lugar, observamos que este es el tipo de secadoras que cuentan con un precio más bajo. Este es uno de los aspectos más positivos con los que cuenta, ya que al tratarse de secadoras baratas, son bastantes atractivas a la hora de realizar la compra.

 

Por lo tanto, si el criterio más importante para ti son los precios de las secadoras, los modelos de evacuación son los más adecuados para ti.

 

Otra de las ventajas que encontramos en este tipo de secadoras es que posee un sistema muy sencillo, por lo que puede tener como resultado, un menor riesgo de averías que otras secadoras.

 

También es destacable que las secadoras de evacuación no necesitan que vaciemos ningún depósito cada vez que la usemos.

En el caso de otras secadoras como la de condensación, es necesario que vaciemos el agua que queda retenida en el depósito tras el secado. Esto no ocurre en las de evacuación ya que el aire se expulsa directamente al exterior a través del tubo.

 

Uno de los aspectos positivos que podemos encontrar en este tipo de secadoras es su variedad de capacidad, ya que encontramos modelos con capacidad desde 4 kilos hasta 8 kilos para secar un mayor volumen de ropa. Por lo tanto, se consigue reducir el número de secados y a su vez, ahorrar energía.

 

Por último, queremos destacar como ventaja que, a pesar de que se cree que este tipo de secadoras no cuidan tanto la ropa como otros tipos, esto no es cierto.

 

Con los avances tecnológicos, los últimos modelos de secadoras de evacuación llevan incorporados programas específicos que cumplen la función de cuidar los distintos tipos de tejidos.

 

Cómo realizar el mantenimiento de secadoras de evacuación

 

Es posible que los modelos de secadoras de evacuación requieran una mayor cuidado a la hora de realizar el mantenimiento que en otros tipos como las de condensación o de bomba de calor.

 

Como ya hemos mencionado anteriormente, las de evacuación poseen un tubo que expulsa el aire al exterior de la casa. Por lo tanto, es importante comprobar que dicho tubo esté correctamente sellado a la secadora con el fin de que no se produzca la salida del aire durante el proceso.

 

Además, sería conveniente cuidar el tubo y ver que no tiene ningún orificio o rotura que provoque un escape. Cabe destacar que en caso de que haya un problema y que se rompa el tubo, se puede comprar otro y sustituirlo sin ningún tipo de inconveniente.

 

Por otro lado, es aconsejable que tengamos cuidado con la humedad que se puede quedar en nuestro electrodoméstico tras hacer uso del mismo. Con el tiempo, la humedad que se retiene en el interior de la secadora puede afectar al funcionamiento de esta.

 

Por lo tanto, sería una buena medida sería asegurarse de que el tambor quede seco tras el uso y secarlo si no es así. También es recomendable mantener la puerta abierta durante un tiempo para que evitar así que esta humedad no pueda quedar en el interior de la secadora.

 

Conoce las características de las secadoras de evacuación

 

Además de las ventajas mencionadas anteriormente, las secadoras de evacuación cuentan con otros rasgos.

 

A continuación, mencionaremos algunas de las características que posee este tipo de secadoras y que pueden ser importantes a la hora de decidir si nos conviene comprar un modelo de este tipo o de otro.

 

En primer lugar, como ya hemos explicado al hablar de su funcionamiento, este tipo de secadoras requiere una salida al exterior mediante un tubo. Como consecuencia, esto influye en el lugar donde se coloca el la secadora en casa. Se trata, por lo tanto, de un factor clave a la hora de comprar una secadora ya que será necesario colocarla en una habitación en la que el tubo pueda llegar al exterior para expulsar el aire.

 

Además, a la hora de colocarla se recomienda que esté situada a una distancia corta de la secadora ya que tras el lavado, la ropa mojada se deberá llevar desde la propia lavadora hasta la secadora. Por lo tanto, será más fácil transportarla a una distancia corta y se evitará que se moje una superficie mayor al hacerlo.

 

Por otro lado, este tipo de secadoras no se caracterizan por ser las más eficientes en cuanto a consumo energético. Por lo tanto, es recomendable para personas que no hacen un uso diario para evitar un consumo excesivo de energía.

 

Encontramos que existen unos condensadores para las secadoras de evacuación. Estos condensadores funcionarán a modo de depósito reteniendo la humedad.

 

Ejemplos de modelos de secadoras de evacuación

 

Existe una gran variedad de modelos de secadoras que pueden ser una buena opción cuando buscamos una. Al igual que en el caso de las lavadoras y las lavadoras secadoras, podemos encontrar secadoras de marcas destacadas como Bosch y Siemens entre otras.

 

A continuación te enseñamos algunos modelos de secadoras de evacuación que pueden ayudarte a encontrar la que necesitas.

 

Secadora Evacuación Indesit Idv-75

 

Esta secadora cuenta con una capacidad de 7 kg y posee programas específicos muy útiles como el programas de secado (12+1). También cuenta con rotación bidireccional alternada y un tiempo de secado de 110 minutos. Su consumo anual de energía es de 3.98 kWh mientras que el nivel de ruido es de 69 dBA.

 

Puedes encontrar este modelo aquí.

 

 

Secadora Evacuación Beko DV7110

 

Este modelo de la marca Beko es otro de los ejemplos de secadoras baratas. Con una capacidad de 7kg, un consumo anual de energía de 514.0 kWh y un nivel de potencia sonora de 66 dBA, esta secadora puede ser la opción que estabas buscando.

 

Cuenta con diversos programas en función de la duración del secado.

 

Consíguela aquí.

 

 

Secadora Evacuación Hyundai HYSE7EEB

 

Esta secadora de evacuación cuenta con 15 programas, filtro grande y una capacidad de 7kg. Además, tiene un tiempo de secado de 130 min, tambor galvanizado y función reversible.

 

Encuéntrala aquí.

  

Otros tipos de secadoras

 

Además de las secadoras de evacuación, en las que nos hemos centrado en este artículo, encontramos que existen modelos pertenecientes a otros tipos. A continuación explicamos brevemente en qué consisten.

 

Secadoras de condensación

 

En primer lugar, hablaremos de las secadoras de condensación. Este tipo tiene un funcionamiento un poco más complejo que las secadoras de evacuación.

 

En ellas, el aire se calienta mediante resistencias eléctricas y absorben la humedad de la ropa. Luego se condensa al enfriarse y el agua se retiene en un depósito que es necesario vaciar tras el secado.

 

Secadoras con bomba de calor

 

Por otro lado, encontramos otro tipo de secadoras que podemos encontrar en el mercado. Se trata de las secadoras con bomba de calor.

 

El sistema de este tipo de secadoras es muy similar al de las secadoras del tipo anterior. Se diferencia en que el aire no se calienta a través de resistencias eléctricas sino que lo hace mediante una bomba de calor.

 

En el proceso también ocurre un enfriamiento del aire que provoca una condensación, pero esto sucede mediante un evaporador.